You are here: Home Esparta Historia

Historia

E-mail Imprimir PDF

Tomando su nombre de la histórica cuidad del peloponesa griego, símbolo de organización, disciplina y estado atlético, la inspiración del que luego sería DR Emilio Andreón-sin dudas la personalidad valdense mas destacada del siglo- llevaría a que junto a un grupo de campesinos, Juan Daniel Malán, Victor Malán, Arturo Frache, Enrique Mourglia, Arturo Malán y Felipe García, en apacibles noches de verano conversaran sobre la posibilidad de formar un club deportivo.

Por lo que nacería en casa de Juan Daniel Malán (Padre) el Club Atlético Esparta, el 20 de Febrero de 1923.

El noble propósito tuvo al fin su cristalización tras la desaparición del Libertad, cuando por entonces solo quedaba el Atlético Colonia Valdense, recién fundado tras la desaparición de Estudiantes, el primer club de Valdense.

El nombre de Esparta se había extendido desde la antigua Grecia a otros lugares del mundo y habían nacido así los clubes homónimos de Moscú, Praga y Rotterdam, por citar los mas famosos; y solo dos “tocayos” en territorio uruguayo: uno en Minas y el otro en Tacuarembó, aunque todos al igual que los europeos, sin la “E” inicial: “Sparta”.

Desde aquellos tiempos el propósito de este club es despertar el entusiasmo por el deporte en los jóvenes y niños de esta localidad y por medio de ellos perfeccionarse física y moralmente.

El club practica como primeros deportes el voleibol, el basketball, y el atletismo.

El fútbol fue excluido primeramente y meses mas tarde incorporado, después de una larga discusión.

La primera sede fue la casa de Juan Daniel Malán, y posteriormente se consiguió un terreno para la práctica de fútbol, se alquiló un salón que pertenecía a Engelberto Ettlin, donde se instaló la sede.

Este local fue lugar de bailes, asambleas y otras reuniones.

Contaba con cantina y billar, e incluso se ofrecían espectáculos teatrales, con la actuación del cuadro dramático de Esparta.

Complejo socio deportivo: Un sueño y permanentes logros

Sin embargo la meta de la sede propia estaba en los dirigentes que encontraron propicia la ocasión con la adquisición de un pequeño “chalet” con una extensa franja de terreno y, comunicando con ella, una hectárea más donde podría ubicarse perfectamente la cancha de fútbol.

Se adquirió esta propiedad frente a la Plaza de Deportes a pesar del temor que en esa época provocaba su precio.

Allí se fueron construyendo en varias etapas las distintas dependencias de lo que es hoy el complejo social de la entidad albinegra de la estrella de seis picos.

Hoy cantina, salones de fiesta, parrillada, cancha de bochas, piscina abierta y climatizada, campo de deporte (denominado Dr Emilio Andreón) cancha de fútbol 5, gimnasio polideportivo, atestiguan el progreso de la entidad en constante ascenso.

 

Conclusión

Han sido mcuhos años de historia, de desarrollo de una extraordinaria infraestructura para una institución del interior; de una trayectoria ejemplar, que hoy encuentran a Esparta en la consolidación de un presente digno de una colectividad entusiasta y consecuente, y con las esperanza en un futuro de permanente superación.

En el recuerdo latente del Dr. Emilio Andreón, viven los espartanos inspirados en sus gloriosos antepasados y en la hermosa realidad que hoy disfrutan, con la consigna que levantara el Dr. Andreón cuando decía, que “no basta hacer socios para el Club, sino hombres dirigentes para ese club”

 

 

Comparti esta nota

90 Aniversario

Un candombe pa´l scupa

Banner
Banner
Banner
Banner